El Acto Legislativo 03 de 1910 ordenó el establecimiento de la Jurisdicción Contenciosa Administrativa, mandato que se cumplió con la Ley 130 de 1913, conformada en ese entonces por un Tribunal Supremo y ocho tribunales seccionales, dentro de los cuales fue creado el Tribunal Seccional de lo Contencioso Administrativo de Ibagué, que cubría también al Departamento del Huila.

En el segundo trimestre de 1914, entró en funcionamiento el Tribunal Seccional de lo Contencioso Administrativo de Ibagué con jurisdicción en los Departamentos del Tolima y Huila, integrado entonces por los Magistrados MANUEL J. GALLEGO B., CELESTINO ÁLVAREZ URIBE y el General ADRIANO TRIBÍN; posteriormente, con la expedición de la Ley 25 de 1928, que creó el Tribunal Administrativo del Huila.

La Secretaría de la Corporación, estaba compuesta por un Secretario, un oficial escribiente y un portero escribiente. Así mismo, se contaba con el cargo de Fiscal del Tribunal Administrativo.

Historia 

La jurisdicción contenciosa administrativa en Colombia es relativamente nueva, por cuanto en el mundo surgió por primera vez en Francia con ocasión de su revolución en 1789, lo que permitió que posteriormente se creara por parte de Napoleón el Consejo de Estado en 1799. En Colombia, aprovechando el movimiento revolucionario francés, y con el objeto de contener los abusos políticos de lo que se denominó “La Regeneración”, se promovió en la reforma constitucional de 1910 bajo el auspicio del republicanismo, una autorización en dicha Carta para que mediante una Ley se creara la Jurisdicción Contenciosa Administrativa, como en efecto se hizo con la Ley 130 de 1913.

You are here

Antecedentes

Subscribe to RSS - Antecedentes